ENTREVISTA EXCLUSIVA

Martes 15 de Marzo del 2011

Impactantes revelaciones de Pedro Cossio, el médico que acompañó a Juan Domingo Perón hasta su muerte

El fastidio de Perón con el presidente Cámpora.

Las designaciones de éste que lo disgustaron.

La masacre de Ezeiza y el impacto en su salud.

Por qué vivió en Gaspar Campos y no en Olivos.

Las armas que guardaba en su habitación.

Su deseo de no volver a ser Presidente.

Su desconfianza hacia grupos izquierdistas.

El discurso final que minó su salud.

Sus obsesiones y recelos.

Pedro Cossio, el médico que acompañó a Perón hasta su muerte le escribió hace un tiempo una carta a los jóvenes de la Cámpora que fueron quienes en gran medida armaron y apoyaron el último acto de Cristina en Huracán. ¿Que les decías en esa carta?

Yo les plantee algo muy sencillo. Sabrás que yo tuve la responsabilidad de colaborar con el padre en el cuidado del general Perón. Así que yo estuve en el durante un año.

Cuando hablás de colaborar hablas de vivir con Perón

Claro. Yo estuve doce horas por día hasta que Cámpora tuvo que renunciar en el cuarto del General Perón de 10 de la mañana a 10 de la noche. Tanto Taiana como mi padre iban y hacían la visita pero el que estaba en el cuarto con él era yo.

¿Y que les dijiste a los jóvenes de la Cámpora?

A los jóvenes de la Cámpora yo les dije primeramente que tienen el derecho político de que tengan la posición política que quieran y que si ellos quieren respetar la imagen del Doctor Cámpora podrían respetarla. Pero que ellos tendrían que saber que la acción final política de él desde que asume como presidente de la Nación el 25 de mayo de 1973 le causó un gran disgusto al General Perón. Disgusto que el General Perón tuvo y yo viví a su lado.

¿Por ejemplo?

28, 29 de junio de 1973, Cámpora siendo presidente anuncia por TV, en ese momento la cadena nacional se cortaban todos los canales, anuncia la visita al General Perón a Gaspar Campos. Esa noticia la vimos el General Perón y yo. El anuncio de que Cámpora iba a ir a verlo a Perón. A los quince minutos vuelve a cortarse la cadena nacional y mostraba al presidente como Cámpora entraba a Gaspar Campos. Planta baja, yo no se en que parte estaba. El cuarto donde yo estaba con Péron era en el primer piso de Gaspar Campos. Transcurría el tiempo, se cortaba la cadenal nacional y el presidente Cámpora anunciaba al país que había estado con el General Perón. Y estaba hablando de cómo había visto al General Perón y al cuarto donde estábamos el General Perón y yo no había entrado nunca.

Ahora... le dijeron a Perón que estaba Cámpora?

Si yo lo vi junto con Perón al noticiaero que anunciaba que estaba entrando Cámpora....

Bueno Perón era adicto a este tipo de maldades, a la gente la recibía y la despedía según su propio canon... ¿Cual era el origen del conflicto de Perón con Cámpora siendo Cámpora históricamente el más alcahuete de los funcionarios que tuvo Perón?...Sobre todo en la primera etapa de gobierno y luego como su delegado personal....

En esos días de junio había dos o tres hechos políticos que le habían dado gran fastidio a Perón. Primero la presencia de Esteban Righi como Ministro del Interior. Segundo la presencia de Héctor Peco como Ministro de Relaciones Exteriores porque no contaban cono el apoyo del General Perón...

¿Y a que obedecía tanto enojo?

Uno del os motivos mas importantes era como se había llevado a cabo la amnistía del 25 de mayo de 1973. El desorden y la desprolijidad conque la habían llevado adelante tanto Cámpora como Esteban Righi. El otro punto de fastidio era el 20 de junio de 1973. El General Perón llegó a la Argentina con el convencimiento de que algo iba a pasar. Y estaba pasando. Tanto asi que mi padre que estaba en el avión de cola de Madrid sin combustible y hace una escala técnica en Canarias para perder tiempo. Para llegar más demorados a Ezeiza cuando las cosas estén un poco mas numerosas. Porque el General Perón y esto es muy importante que se tenga conciencia estaba convencido y a mi me lo manifestó dos o tres veces de que en Ezeiza grupos de izquierda lo querían matar y a partir de eso...

Perdón... ¿Y él asociaba a los grupos de izquierda con Cámpora? ¿O con Righi?

No. Él lo que pensaba es que no habían tenido la suficiente solvencia cómo para evitar todo eso.

Que habían sido desbordados...

Que habían sido desbordados o improvisados en cuanto a la organización de todos ese asunto.

Perón ya como presidente no iba a la Quinta de Olivos se quedaba en Gaspar Campos. ¿Tenía temor él?

Total. Tal es así que ¿Sabe porque yo tenia que estar ahí de guardia? Porque el General Perón al saber que tenía que estar internado quiso tener un unidad coronaria en Gaspar Campos porque era el único lugar donde se sentía seguro. ¿Por qué el no acepta la invitación de Cámpora de vivir en Olivos cuando llega el 20 de junio? Porque no se sentía seguro en Olivos. Tan no se sentía seguro en Olivos que el General Perón asume la presidencia el 12 de octubre de 1973 y recién se muda a Olivos en enero del 74. El seguía viviendo en Gaspar Campos porque la guardia y la custodia de allí le merecía confianza a él.

A mi me da la impresión que Perón le tenía menos miedo a los militares a los cuales les había arrancado el poder que a su propia gente

Yo pienso lo mismo. Porque también tenemos otro episodio que demuestra que el tenía un espíritu y un orgullo de ser militar y tenía el ser militar en su alma. Los ascensos militares de finales del 73, en ese momento era comandante en Jefe el General Anaya, y Anaya nos cuenta ocho días después que en ese momento en el escritorio de Perón había otra carpeta de ascensos. Y cuando Perón le pregunta a Anaya por qué había dos corrientes de ascensos Anaya le contesta: “Esta, la que yo le traigo es la carpeta castrense. Esta otra es la política”. Perón destruyó la política y firmó la castrense.

¿Es cierto que Perón en su cuarto tenía armas?

Cuando se enferma Perón y decide ser tratado en Gaspar Campos, mi padre y los médicos plantean la instalación de una unidad coronaria. Y plantean que ciertos médicos concurran. Entre los cuales fue propuesto el entonces Jefe de Cardiología del Hospital Italiano Doctor Raúl Oliver, un hombre muy serio y muy correcto dentro del punto de vista médico y vinculado a Liotta porque Liotta ya era cirujano. ¿Qué ocurrió? Tenía en su prontuario una entrada a Villa Devoto por actividades políticas de izquierda. Inmediatamente no pudo entrar él y ahí mi padre dijo “yo confío completamente en mi hijo” y ahí entro yo.

Me estabas contando lo de las armas

Yo llego ese 28 de junio y yo intercambiaba palabras con él cada vez que tenía que hacerle un control y observo en su mesa de luz a la izquierda de su gran cama una pistola y en el rincón del cuarto un arma larga. Ese primer día no dije nada pero en el segundo cuando yo había perdido ese temor que tenía frente a la responsabilidad que estaba teniendo y le pregunto y me contesta: “Por la dudas doctor, por las dudas”. Ese es un mensaje muy fuerte. Porque significa que el estaba decidido a defender hasta las últimas consecuencias su vida. O sea que si hasta su custodia claudicaba. El iba a tirar.

¿Y quienes lo visitaban a Perón?

A Perón lo visitaba muy poca gente. Por supuesto Taiana y mi padre a la mañana y a la tarde...

Ya que hiciste mención a Taiana, y tu padre, ambos grandes hombres.. todo este fenómeno de las formaciones especiales a los que Perón les desconfiaba y en alguna medida estaba fastidiado con ellos, Taiana también escuchaba todo esto...

Si.

Pero Taiana tenía a su hijo que estaba en las formaciones especiales...

Pero con nosotros no hablaba de ese tema. Y quiero resaltar el fastidio que Perón siente por Cámpora que es algo que no se ha difundido y que mi padre estuvo involucrado hasta las últimas consecuencias y fue que el último acto político que Perón realiza en su vida es el sábado 29 de junio al mediodía de 1974, 48 horas antes de morir y es firmar la aceptación de la renuncia de Cámpora como embajador.

En México.

Estaba en Argentina. En cuanto Perón se enferma Cámpora se viene de México a Argentina y eso cayó muy mal en Olivos. Y al firmar la renuncia Perón da expresas instrucciones que mi padre las escuchó omitiendo a propósito agradecer los importantes y patrióticos servicios prestados. Es decir es una renuncia a secas.

Y en general eso no ocurre.

No. Eso es un acto para mostrar el fastidio que el sentía por la gestión política de Cámpora. Y es más en enero del 74, el General Perón ya presidente conversando con el doctor Carlos Seara uno de los médicos de guardia, caminando por Olivos, Perón le manifiesta al Doctor Seara lo que antes me había manifestado a mí de una manera más suave, de que él no había tenido ningún interés de volver a Argentina a ser presidente. Que el quería venir a ocuparse de la macro política y tener tiempo para volver a España periódicamente.

Y lo llevó la vorágine.

Y la vorágine lo obliga. A mi preguntó :”¿Será posible que no haya nadie más joven para ser presidente'”. Y me lo preguntó seis, siete veces. Pero lo importante es esto. Le dice a Seara en enero del 74: “Mire doctor por las circunstancias políticas que usted conoce yo tuve que elegir a alguien para la Presidencia de la República y Evita siempre me había dicho que la persona más leal a mí iba a ser el Doctor Cámpora por eso me recosté en el Doctor Cámpora pero mírelo se ha rodeado de izquierdistas y lo que es peor, a través de su hijo, que además de ser izquierdista tiene ciertas costumbres particulares y mire en el lío en el que estoy metido”.

Vos dirías que el hecho de haber sido presidente y participar de todo esto a Perón se lo llevo más rápido la muerte...

Por supuesto.

Digamos que es una tendencia también atribuible al caso Kirchner. ¿No?

También. Y esto lo deje escrito: “Todo hombre de Estado que tiene alto stress y tiene la enfermedad subyacente está condenado a acelerar esa enfermedad mientras duren las tensiones del Estado”. Pero en el caso del General Perón el primer infarto es a pocos días del evento del 20 de junio del 73. Del disgusto de Ezeiza.

Cuando viene

Y el segundo evento donde se agrava todo y termina con su muerte es a partir del disgusto del primero de mayo de 1974. Ahí empieza la angina de pecho de él a recrudecer de una manera difícil de gobernar y termina con su vida.

Eso en cuando el atentado....

No. Eso es cuando “a los imberbes”.

Ah. Pero había tenido el episodio militar de azul.

En ese yo tuve la oportunidad fantástica, porque yo tuve la oportunidad única en la vida: me toca el electro cardiograma de rutina a la mañana siguiente y ya en Olivos porque fue el 20 o 21 de enero del 74 y ya se había mudado a Olivos. Y le hago un electro cardiograma y cuando termino y Perón si bien impartía autoridad era un hombre muy afable y de respeto, y le dije: “Que problema General – porque a le le gustaba que le digan General – y ya le había sacado los electrodos y se empezó a reincorporar en la cama, se recostó en la cabecera de la cama y pasándose su mano por el pelo negro me dice: “Doctor al toro no se lo voltea cuando embiste, se lo voltea cuando pasó”. Y acordémonos que después fue el episodio de Bidegain y de Obregón Cano...

Claro, los gobernadores que fueron echados.

Que fueron echados y pertenecían al ala progresista o más revoltosa del movimiento.

La gente que iba con Perón eran todos como muy denominados de derecha. Lopez Rega... ¿Quienes más?

Ascar , el jefe de la custodia, Gamboa que era el enfermero de confianza de toda la vida de él. El tenía su gente su grupo de gente yo no diría de derecha sino conservador. Y una de las cosas más importantes y que el insistía en ese momento, es que había comprendido en ese momento y que le achacaba al gobierno de Cámpora, era que había sido confrontativo, confrontador. Él ya estaba más allá de la confrontación. Creía que los argentinos tenían que trabajar todos unidos. Tan es así que el famoso apotegma de que “para un peronista no hay nada mejor que otro peronista” era para poner que “para un argentino no hay nada mejor que otro argentino”.

¿Con Isabel que tipo de relación había?

Ella era una mujer muy correcta, una ama de casa que hasta me llevaba la bandeja con el te con leche cuando yo estuve en Gaspar Campos, muy solícita, ella estaba en función de atenderlo y complacerlo a él. Pero era una relación como podía ser padre-hijo. Filial con respecto a él.

¿Perón le hacía caso a López Rega como pensaban algunos?

Yo lo conocí y relato en un libro que López Rega le podía dar consejos pero el que tomaba las decisiones era él. Pocos días antes de morir todo el entorno estaba haciéndole una especia de monitoreo para no estar molestándolo en el cuarto y se pudiera escuchar su voz desde el cuarto de al lado. Y eso fue, llegó a la residencia de Olivos, vía Bienestar Social y López Rega. Y Perón se puso furioso porque creía que lo estaban espiando con lo cual hizo sacar todo y hasta la última pastilla que recibía él la analizaba. Lo otro son todos cuentos. Como el cuento del Faraón que le sacudieron las piernas, eso son mentiras.

O la resucitación famosa de López Rega...

Sí y como el cuento de cuanta gente cuenta que vieron cosas allí y nosotros que estábamos ahí nunca los vimos allí.
        

DEJA TU COMENTARIO

MÁS NOTICIAS

SEGÚN FISCALES

Isabelita, "cómplice" del "Operativo Independencia"

Los fiscales que intervienen en la causa aseguran que la ex presidenta "tuvo complicidad por omisión" y es "responsable de todo lo ocurrido entre febrero de 1975 hasta el 24 de marzo de 1976" en Tucumán.

María Estela Martínez de Perón


Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.