PANTALLA CALIENTE

Jueves 12 de Abril del 2012

La Coca Sarli y Armando Bo vuelven al cine

"India", clásico del director estará en el BAFICI.

El film protagonizado por la voluptuosa actriz, que estaba desaparecido, fue restaurado.

La película será exhibida durante tres días de abril.

El filme "India" (1960), otro capítulo del paradigma erótico de la dupla integrada por el cineasta argentino Armando Bo y la voluptousa actriz Isabel Sarli, que se consideraba desaparecido y fue restaurado, será exhibido en el marco del BAFICI.

La película, rodada en 35mm, era una joya buscada intensamente por coleccionistas y fanáticos de todo el mundo. A inicios de 2009, investigadores del Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken hallaron una copia, olvidada en los depósitos. De esta copia se logró sacar un internegativo y de allí la copia, en blanco y negro y color, que ahora se presenta en el festival que comienza este jueves en Buenos Aires.

La película será exhibida los días 14, 20 y 22 de abril. "India bella, mezcla de diosa y pantera", decía el afiche de promoción del filme, en el que se imponía una desnuda Isabel Sarli, quien miraba de modo inquietante a todo aquel que se detuviera a mirar esa imagen. El estreno tuvo lugar el 21 de enero de 1960 en el cine Gran Rex de Buenos Aires. La alta temperatura de la sala superó a la de aquel intenso verano cuando apareció en la pantalla Sarli, con un collar de colmillos y una flor en el cabello, interpretando a la bella Ansisé, jefa de una tribu indígena.

El filme fue rodado en Misiones, entre las imponentes Cataratas del Iguazú, y en el selvático Chaco paraguayo, donde indígenas de la tribu maká actuaron como extras: por eso, el idioma hablado es el guaraní-maká y tiene subtítulos en español.

Hasta esas tierras había llegado un prófugo de la justicia que se enamoró de Ansisé y allí inició la historia, plena de intrigas y erotismo.

La película sufrió censura en varias escenas. No obstante, fue un éxito de taquilla no sólo en Argentina sino en toda América Latina. Era la tercera cinta que la ex Miss Argentina rodaba con Bo: la lanzó al estrellato y fue una figura muy aclamada en Brasil, Uruguay, Paraguay, México, Venezuela, Panamá, Estados Unidos, Rusia y Japón, entre otros países. Filmes como "Fuego" (1969) y "Fiebre" (1970) hicieron furor en el mercado europeo. También el realiador conoció la avalancha de la fama, lo que en gran parte lo ayudó a soportar los permanentes embates de los organismos de censura, durante toda su carrera. La crítica especializada no se quedó atrás: fue despiada con "India" y con las películas siguientes de la dupla, que hizo del erotismo un lenguaje popular y de su amor un templo infranqueable. El director y productor argentino había descubierto a Sarli en 1955 cuando se consagró como Miss Argentina. Quedó prendado por aquella mujer a quien amó toda su vida, aunque nunca contrajo matrimonio con ella ya que siguió casado con su primera esposa.

Sarli fue la musa de Bo y se convirtió en la actriz fetiche de sus filmes, que sacaron al erotismo del oscurantismo. En los melodramas naturalistas, en el universo de la gente común -trabajadores, ladrones, comerciantes y polícias de pueblo-, la sensualidad y la voluptuosidad cobraron una dimensión más real.

Bo conocía por demás ese mundo, ya que había trabajado como productor de películas como "Pelota de trapo" (1948, Leopoldo Torres Ríos) y "Con el sudor de tu frente" (1950), con una mirada siempre orientada a los ámbitos populares.

Las escenas de desnudez de "la Coca" Sarli en "El trueno de las hojas" (1957) fueron las primeras en el cine argentino. La película se convirtió años más tarde en un clásico de culto ya que incluyó un desnudo frontal, algo impensado hasta entonces.

La película, inspirada en un cuento del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos -el volúmen completo de "El trueno entre las hojas" se publicó en 1953-, daba cuenta, como el libro, de la opresión política, del choque de culturas y de la lucha por sobrevivir. La filmografía de Bo, considerada por la crítica especializada "bizarra" durante más de cuatro décadas, hablaba también de esas tensiones. Desde hace pocos años es revisada y revalorada, al punto que sus filmes son disputados entre coleccionistas de todo el mundom, y no sólo por la belleza de "la Coca" sino por su particular modo de entender el cine.

Sarli se retiró tras el fallecimiento de Bo, en 1981. Sólo hizo tenues aparaciones a mediados de los años noventa, y en 2009, de la mano del cineasta argentino Jorge Polaco, quien la dirigió en "La Dama regresa" (1996) y en "Arroz con leche" (2009). Pero todavía quedan películas como "La burrerita de Ypacaraí" (1962); "Lujuria tropical" (1964); "Carne" (1968) y muchas otras para volver a ver, o apreciar por primera vez en muchos casos, aquellas historias que permiten viajar al mundo Bo. Aquel donde el calor de la selva, la voluptuosidad femenina, la pasión y el erotismo hablaban, sin más, de su modo de celebrar la vida.

        

DEJA TU COMENTARIO



Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.