Más de 100 obras del artista plástico uruguayo Carlos Páez Vilaró serán expuestas en julio próximo en una muestra que tendrá lugar en el Museo Municipal de Bellas Artes de Tigre.

- Diario 26"/>

Más de 100 obras del artista plástico uruguayo Carlos Páez Vilaró serán expuestas en julio próximo en una muestra que tendrá lugar en el Museo Municipal de Bellas Artes de Tigre.

" />
        

Miercoles 18 de Junio del 2008

Páez Vilaró en el Museo del Tigre

Paez Vilaró

Más de 100 obras del artista plástico uruguayo Carlos Páez Vilaró serán expuestas en julio próximo en una muestra que tendrá lugar en el Museo Municipal de Bellas Artes de Tigre.

La inauguración de la retrospectiva , que se llevará a cabo el 11 de julio en Paseo Victorica 972 de la mencionada localidad bonaerense y permanecerá abierta al público hasta el 31 de agosto, reflejará los 60 años de labor del artista.

Esta exhibición es la primera muestra transitoria que organiza el Museo de Arte de Tigre, dirigido por Diana Saiegh quien sostuvo que Páez Vilaro "es no sólo un pintor sino una personalidad de nuestra cultura y de nuestro tiempo. Con esta muestra reconocemos su carrera a través de las diferentes etapas de su obra, pero también queremos reconocer en él a alguien que hizo de su pasión por la pintura una marca en la expresión y en el contenido del arte".

Desde 1951, Páez Vilaró realizó más de 150 exposiciones individuales, la mayoría de ellas en Uruguay y Argentina, pero su obra se exhibió, además, en Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Portugal, China, Camerún, Egipto, Brasil,
Chile, Colombia, Paraguay, Ecuador y Bolivia, entre otros lugares.

Páez Vilaró nació en Montevideo en 1923 y durante su juventud, a raíz de su profunda vocación artística partió a Buenos Aires, donde conoció a los más destacados dibujantes de la época.

En esta capital tomó como fuentes de inspiración el tango, los bares y cabarets y las fábricas de Lanús y Avellaneda.

A fines de la década del 40, regresó a Montevideo y al descubrir el folklore afro-uruguayo, se entregó a captar en sus cuadros todo aquello que se relacionaba con el candombe y la comparsa y compuso candombes para las comparsas, dirigió coros, decoró tambores y fue incentivador de un folklore que en ese momento luchaba por imponerse contra la incomprensión.

Más tarde, viajó a África, visitando Senegal, Liberia, Congo, Camerún, Tchad, Nigeria y Fernando Pó y en esos lugares ealizó numerosas pinturas y murales en adhesión a la lucha que los africanos comenzaban en búsqueda de la liberación de su continente.

En la década del 50 conoció a Picasso, Dalí, De Chirico y Calder en sus talleres y con su espíritu de investigador recorrió numerosas islas de los Mares del Sur pintando, escribiendo y filmando.

Entrelazados con sus viajes, sus horas de pintura alternaban con la construcción de su taller del mar, hoy mundialmente conocido como "Casapueblo", ubicada sobre los acantilados rocosos de Punta Ballena.

El 13 de octubre de 1972 se vio vinculado a una historia muy alejada del arte cuando el avión en el que viajaba su hijo Carlos Miguel desapareció en la Cordillera de los Andes y ello le impuso la consagración de tres meses para colaborar en las búsquedas.

Luego de setenta días de dolorosos rastreos tuvo la alegría de recuperarlo vivo en vísperas de la Navidad.

Tras vivir en Nueva York y en San Pablo, regresó a Buenos Aires e instaló su atelier en una antigua casa de madera de Tigre.

La exposición podrá visitarse de miércoles a viernes de 10:00 a 18:00 y los sábados y domingos de 12:00 a 18:00.

        

DEJA TU COMENTARIO



Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.