OCURRIO EN SU CONSULTORIO

Miercoles 23 de Mayo del 2012

Una paciente grabó a su médico mientras la abusaba

El médico es un gastroesterólogo que trabaja en la Clínica Argentina de La Plata.

El impactante video muestra al especialista cuando se le tira encima a la mujer y la manosea.

Advertimos a nuestros lectores por la crudeza de las imágenes del video.

En Clínica Argentina de la ciudad de La Plata, un prestigioso gastroenterólogo de 84 años fue grabado y denunciado por una mujer, a quien habría abusado sexualmente dentro de su consultorio, mientras ella se hacía revisar por un problema en la vesícula.

Se trata de Omar Molina Ferrer, cuya matrícula sería la 10.571, aunque en la denuncia consta también que el hombre no incluye este dato en los sellos de sus recetas.

La joven que lo desenmascaró – que dio la cara, pero no difundió su nombre por seguridad – venía soportando la situación desde noviembre del año pasado, y decidió pedir una nueva consulta, para hacer una cámara oculta y así contar con pruebas inobjetables ante la justicia.

En el material se puede ver que la víctima utiliza como excusa de la visita que necesita “un certificado para viajar a Misiones” por cuestiones de trabajo. Al mismo tiempo, le cuenta a Molina Ferrer que tiene “muchos dolores” cuando cena y le expresa sus preocupaciones por una futura laparoscopía a la que debe someterse, ya que teme que le “queden marcas” en su cuerpo.

“Te toco la pancita, a ver qué veo”, le contesta el médico. A continuación, ya con la paciente sobre la camilla, ella le señala dónde le duele, y él la toca, supuestamente para mostrarle dónde va a tener las cicatrices y asegurarle que “no se van a notar”. Entonces, el manoseo se hace más evidente, y la mujer grita: “¡No, no, por favor!”. Pero él no le hace caso, la empieza a besar, la tira sobre la camilla y se le sube encima.

Después del abuso, se escucha que la joven le recrimina: “Yo estoy enferma y contaba con usted. Se perdieron los códigos”, pero el doctor la zamarrea y le responde: “vos sabés que no”.

“Cuando empezó mi problema, en noviembre, me quise tratar con él, porque operó a mi papá y a mi mamá, y me conoce hace 33 años”, explicó la víctima. En ese entonces, durante la primera consulta, Molina Ferrer “cerró la puerta con llave y me empezó a pasar la lengua por el cuello”, contó.

Luego “me tiró en la camilla y empezó a degradarme como mujer, a decirme insultos terribles. Intentó abusarme, yo me resistí y empezaron a sonar mis celulares. Entonces él se retiró, abrió su cajón, metió los teléfonos, cerró el cajón con llave y se puso la llave en la bragueta. Cuando se dignó a lavarse las manos, después del acto, me dio los celulares para que me fuera”, recordó la mujer.

Como el hombre es muy reconocido en la comunidad médica platense, ella pensó que no iban a creer en su palabra. Así fue como decidió volver con la cámara el 19 de diciembre y, según quedó registrado, “lo que pasó fue el doble” de la vez anterior. (Fuente: A24 y El Cívico)
        

DEJA TU COMENTARIO



Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.